22/01/2021

La Dra. Elsa Tueros fue condecorada por el Ministerio de Educación con las Palmas Magisteriales 2020 en la categoría de Amauta

La Dra. Elsa Tueros, docente de nuestra unidad, fue condecorada por el Ministerio de Educación con las Palmas Magisteriales 2020, máxima distinción honorífica que otorga el Estado peruano, en la categoría de Amauta. Este reconocimiento se llevó a cabo el 22 de enero y es otorgado anualmente a los maestros, maestras u otros profesionales que acrediten una trayectoria profesional, académica y/o producción intelectual que constituya una contribución extraordinaria a la mejora de la educación, con impacto en el ámbito nacional y/o internacional.

Durante su exposición, la Dra. Tueros afirmó que dedicarse a la educación es entregar la vida a navegar por lo más bello que tiene el ser humano, su espíritu. Por lo tanto, urge darle el sentido que por mandato ético le corresponde: colaborar en el desarrollo de la autonomía y libertad de las personas para caminar hacia una democracia y ciudadanía libre y responsable que pueda ser el cimiento de una sociedad peruana más humana, justa y solidaria.

Además, resaltó la importancia de este día para recordar a los grandes amautas de nuestra historia peruana que han sido galardonados y han ido construyendo las grandes historias que hacen historia, la historia de la educación en el Perú. En ese sentido, dedicó su reconocimiento a todos ellos, así como a los diversos maestros de los distintos espacios culturales.  «Admiro en los buenos educadores cómo solo con la fuerza de la vocación recibida entregan día a día su vida, estrenando la fe y la confianza en el ser humano, recreando su disposición permanente para colaborar en la posibilidad de engrandecer, en todas y cada una de las personas, la plenitud de sus posibilidades: inteligencia, sensibilidad, solidaridad, ternura y todo aquello que late en la profundidad de cada ser», agregó.

Por último, la Dra. Tueros finalizó agradeciendo a todas aquellas personas e instituciones que durante casi 50 años de su vida le permitieron cumplir su labor de educadora. Así, entre ellos agradeció a su familia, sus maestros, al Estado peruano y a la Orden de las Palmas Magisteriales. Además, brindó un especial agradecimiento a su madre, también educadora; la Dra. Adriana Flores de Saco, profesora reconocida en el grado de Amauta en el 2008 y exdecana de la Facultad de Educación de la Pontificia Universidad Católica del Perú; a esta universidad, la cual fue su casa de estudios y la formó como persona y educadora; y a la Institución Teresiana, una asociación internacional con la misión de colaborar en hacer posible el diálogo entre la fe, las culturas y la justicia.

«Somos conscientes de los inmensos esfuerzos por alcanzar la igualdad y equidad de una buena educación para todos, más aún en una situación de pandemia que ha hecho más evidente lo mucho que aún nos queda por hacer. Hoy renuevo mi compromiso de seguir entregando la vida por una educación ciudadana ética y democrática en nuestro país», refirió la Dra. Tueros.

La ceremonia cerró con las palabras del Dr. Ricardo Cuenca, ministro de Educación, quien expresó su alegría y gratitud a todos los maestros que fueron reconocidos. «Estamos seguros de que el ejemplo de estos 12 palmarios se van a adicionar a aquellos que durante tantos años han mostrado la importancia de ser docente en el Perú», indicó.

Desde su creación en 1949, han recibido las Palmas Magisteriales más de 2000 profesionales, entre los que destacan peruanos notables como el arqueólogo Julio César Tello, los historiadores Raúl Porras Barrenechea y Jorge Basadre, el psiquiatra y filósofo Honorio Delgado y los escritores José María Arguedas y Julio Ramón Ribeyro.

VER CEREMONIA